La UIA participó en la Reunión Ministerial de la Alianza de Energía y Clima de las Américas (ECPA): “Integración Energética en las Américas”
20 de Setiembre de 2017
El Departamento de Energía de la UIA participó activamente en la ECPA (siglas en inglés), que se llevó a cabo en Viña del Mar el 7 y 8 de septiembre y cuyo objetivo es contribuir a la complementación energética regional.
separador


La UIA, representada por el Ing. Alberto Calsiano, Jefe del Departamento de Energía, fue invitada a participar como miembro del Grupo de Trabajo de Energía (GTE), en las actividades del ABD - una iniciativa liderada por el sector privado y facilitada por el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) - con el fin de promover el dialogo de políticas público –privadas entre los líderes empresariales y los gobiernos de las Américas sobre, las prioridades, desafíos y oportunidades para la región. ABD busca construir una agenda que promueva el desarrollo social y económico en las Américas. El ABD es la única iniciativa del sector privado en la región, que brinda recomendaciones de políticas a los Jefes de Estado.

Una de las principales recomendaciones se centra en; “Maximizar el potencial de los recursos naturales y energéticos de la Región”

Previo al desarrollo del evento le solicitaron a la UIA que enviase un documento con sus comentarios/sugerencias en relación al Documento Marco del GTE, el cual serviría de base para las recomendaciones de políticas que los miembros del Diálogo presentarán a los Ministros de Energía del Hemisferio.

En dicho documento la UIA reitero su posición acerca de que la energía es un recurso estratégico, clave para el desarrollo de cualquier sociedad del siglo XXI, es por ello que la diversidad de opciones disponibles en nuestro territorio, hidrocarburos, eólico, solar, geotérmico, bioenergía, nuclear, etc., debe hacernos sentir agradecidos de disponer de semejante potencial.

Frente a tales recursos, se hacer un uso racional y responsable de todos ellos en la medida de su factibilidad económica y ambiental, presente y futura, tanto en su producción como en su utilización.

Así mismo, dado que el acceso a la energía está íntimamente relacionado con la equidad social, su suministro debería llegar a la sociedad en general, y a la industria en particular, en cantidad, calidad, seguridad y a precios razonables, tales que permitiesen pagar los costos decrecientes de producción buscados.

Es por ello que, ante una población creciente, mayor demanda de energía y un cambio climático acelerado, para poder balancear adecuadamente la relación entre; ENERGIA, ECONOMIA y ECOLOGIA deberíamos resolver el trilema de las “3E”, al que podemos graficar como un triángulo, con una E en cada vértice. La solución equilibrada debería converger al baricentro del triángulo. Fácil de decir, difícil de hacer.

Dado que la Nota conceptual elaborada por Argentina menciona solamente a la energía Renovable, nos pareció adecuado recordar que el crecimiento del uso de la electricidad – que debe ser producida utilizando un recurso primario - y la disminución de su costo, juegan un rol importantísimo en la mejora de las condiciones de vida de la gente, tanto de la Región en general, como la de nuestro país en particular. Por tal motivo, dentro de los posibles recursos renovables y no renovables, que se puedan transformar en suministro energético, se debe tener en cuenta el costo al que llega al usuario final.

La electricidad – que debe ser producida utilizando un recurso primario - y la disminución de su costo, juegan un rol importantísimo en la mejora de las condiciones de vida de la gente.

Durante la presente década comenzó a darse en el mundo el boom de las “shales”, tanto en petróleo como en gas, fenómeno liderado por USA. En este escenario - inmediatamente detrás de USA – Argentina, es reconocida en el mundo como la segunda cuenca gasífera en importancia, sea en términos de reservas como en futuras posibilidades de explotación.

De este modo hoy vemos que para el desarrollo en escala de Vaca Muerta y de las Energías Renovables, se necesitan cuantiosas inversiones frente a recursos económicos escasos, por lo que se debería hacer el adecuado balance entre las posibles fuentes energéticas disponibles en nuestro país.

El principal yacimiento de “shales” en nuestro país se encuentra en la cuenca Neuquina, lugar en donde hemos estado explorando y explotando gas y petróleo durante más de 50 años.

Para ponerlo en producción necesitamos darle escala comercial a la explotación de Vaca Muerta, la que a la vez se transformaría en una nueva fuente de energía para muchos países de la región. Argentina dispone de gasoductos que la conectan con Chile, Bolivia, Uruguay y Brasil, a lo que se podría agregar la instalación de plantas de liquefacción para extender el uso del gas a aquellos países a los que no puedan llegar los ductos.

23 Conferencia Agenda Seminarios UIA 2016 Proyectos y Servicios Ventanilla PyME Vimeo UIA Propuestas para el Desarrollo Proyecto Eficiencia Energética