separador
(2012-11-30)
“Comunicado de Prensa”
En la segunda y última jornada de la 18ª Conferencia Industrial “Argentina y Brasil, integración y desarrollo o el riesgo de la primarización”, José Ignacio de Mendiguren cerró el evento junto a las presidentas de ambos países, Cristina Fernández de Kirchner y Dilma Rousseff. Además, durante la mañana se llevaron a cabo paneles que se abocaron al análisis del cine como industria, y del pasaje de los recursos naturales a la industrialización.

La jornada se abrió con el panel “Industrias culturales, integración y desarrollo: cine como industria y marca país” donde representantes del sector analizaron presente y futuro de la industria cinematográfica en tanto que factor fundamental para consolidar la integración productiva argentino-brasileño. Benjamín Ávila (Director de “Infancia clandestina”) amplió los alcances y beneficios de una industria como la cinematográfica: “No es sólo el producto cultural lo que genera cultura, sino también la conciencia del vecino. Cualquiera de las artes es la mejor manera para poder darnos ese espacio mutuamente”.

Posteriormente, en el panel “Materias primas y desarrollo: de los recursos naturales a las oportunidades” los disertantes analizaron en profundidad las potencialidades de impulsar un proceso de agregación de valor. Los disertantes destacaron el rol clave del fortalecimiento de las capacidades locales competitivas y de investigación, sumadas a la industrialización en origen y la complementación de las capacidades de integración regional.

Durante el almuerzo, en su exposición de cierre, José Ignacio de Mendiguren reafirmó el compromiso de los industriales de ambos países para profundizar una integración regional capaz de generar un desarrollo sustentable, inclusivo y equilibrado. Y dejó en claro que integrarse no significa diluirse: “es sobre la base de identidades nacionales sólidas y solidarias que podremos construir una integración potente”. El presidente de la UIA ponderó el rol que cumple la inversión privada en un proceso de desarrollo e industrialización integrada. Y agregó: “No integrarnos no es una opción. La pregunta es cómo nos vamos a integrar. El Siglo XX fue un siglo de naciones y nacionalismos, corrientes que pusieron freno a los intentos de integración. El Siglo XXI es y será el siglo de las regiones. No ser protagonistas como región tampoco es una elección posible. La opción está en cómo queremos insertarnos en el mundo”.

Por su parte, la mandataria brasileña, Dilma Rousseff, saludó con entusiasmo la iniciativa de la UIA en pos de contribuir al diálogo binacional. En su intervención, Rousseff ratificó el convencimiento de seguir fortaleciendo estratégicamente las cadenas productivas de ambos países. Además, invitó a pensar el vínculo entre Argentina y Brasil como el de socios de un gran emprendimiento binacional, cuyo contexto sea el de una relación comercial productiva, en el marco de una cooperación intensa y complementaria.

Finalizando la jornada, Cristina Fernández de Kirchner dirigió al auditorio su mensaje de clausura, en el que subrayó que la integración ya no es un deseo: “es una condición sine qua non, una necesidad que tenemos que ampliar a toda la región”. La mandataria argentina caracterizó a la integración como un mecanismo de defensa que se debe construir junto a Brasil para que la crisis mundial no nos ataque. También convocó a la conformación de asociaciones estratégicas definitivas de cooperación e integración que se extiendan a la región. Y enfatizó que la tarea debe llevarse a cabo para que América del Sur sea protagonista del siglo XXI.


UNION INDUSTRIAL ARGENTINA
28 de noviembre de 2012
23 Conferencia Agenda Seminarios UIA 2016 Proyectos y Servicios Ventanilla PyME Vimeo UIA Propuestas para el Desarrollo Proyecto Eficiencia Energética